Comunicación y salud

Este proyecto busca comprender cómo se constituye el ambiente informativo sobre salud de los residentes de la Región Metropolitana y cuál es su relación con la adopción y mantención de conductas protectoras de enfermedades no transmisibles (ENT). La prevención de las ENT en Chile es una prioridad puesto que éstas corresponden al 84% de la carga de enfermedad del país (Ministerio de Salud, 2008) y están asociadas a la disminución de la expectativa y calidad de vida de los individuos y a un enorme gasto público. La información sobre salud que los individuos reciben de diversas fuentes y en distintos contextos está a la base de sus creencias sobre el tema y de las decisiones de salud que toman (Hornik et al., 2013). En ese sentido, organismos nacionales e internacionales (Ministerio de Salud, 2011; Rimal & Lapinski, 2009) han subrayado la importancia de estudiar los entornos informativos con el fin de conocer cómo éstos influyen en la salud de las personas y de qué manera pueden aportar en la promoción de hábitos de vida saludable.

Este estudio se centra en la información acerca de cuatro factores protectores que se asocian a la prevención de ENT y que han sido definidos como prioritarios por el Ministerio de Salud (2011): actividad física, consumo de frutas y vegetales, dieta para perder peso y reducción del consumo de cigarro.

Fuente Financiamiento

FONDECYT